PRODUJO 635.743 ton DE COBRE FINO EN 2002:

El panorama minero de
la Región de Tarapacá



Además de ser la segunda productora de cobre en el país, la Primera Región tiene la exclusividad de la bentonita, el cloruro de sodio y la diatomita.

Para la Región de Tarapacá la minería representa uno de los sectores más dinámicos de su economía. De una participación del 6,9% en el PIB regional en 1990, el sector aumentó su impacto a 13,8% en 1997 y se estima que en 2000 dicha participación habría alcanzado un 20%. Mientras que en términos de empleos la minería genera más de 8.500 puestos de trabajo, lo cual significa que un 7% de la fuerza laboral de la región está vinculado al sector minero.
En términos de producción, el año pasado las compañías mineras de Tarapacá produjeron 635.743 toneladas de cobre fino, con lo cual la región sigue siendo la segunda productora de este metal a nivel nacional. En esta zona se ubican, además, los únicos productores de cloruro de sodio, diatomita y bentonita; y las empresas que concentran el 95% de la ulexita y el 62% del yodo producido en el país. Con la futura entrada en operación de Choquelimpie, la región agregará oro a su canasta de minerales. Este proyecto tiene como objetivo producir cerca de 120.000 onzas anuales de oro contenidas en concentrados.
El secretario regional ministerial de Minería Olaff Olmos, destaca que en 2002, las empresas mineras involucraron significativos aportes a actividades sociales y culturales fuera del ámbito minero, como el aporte para la adquisición de las ex oficinas salitreras Humberstone y Santa Laura realizado por Cía. Minera Doña Inés de Collahuasi, que además de la connotación social para los ex trabajadores de estas salitreras significa un interesante aporte al turismo histórico cultural. "Por tanto -sostiene el seremi Olaff Olmos- la minería en la región esta impactando positivamente en otra de las actividades económicas relevantes en el desarrollo de la región, como lo es el turismo".
Asimismo, subraya los compromisos contraídos por Cía. Minera Cerro Colorado con las comunidades indígenas de su entorno. Se trata de una inversión de cerca de $195 millones para contribuir al desarrollo local comunitario a través de un innovador plan de inversiones con participación de las propias comunidades.
Acerca del escenario futuro Olmos sostiene que a partir de 2003 la minería constituirá uno de los ejes estratégicos claves para el desarrollo de la región de Tarapacá, considerando los compromisos de inversión hechos por las principales empresas mineras de la región y algunas más pequeñas, y la consecuente generación de empleos directos e indirectos.
En este marco de inversiones destaca el proyecto de Collahuasi de US$ 654 millones para ampliar la capacidad de tratamiento de su planta concentradora de 60.000 tpd a 110.000 tpd y realizar la transición de las operaciones mineras desde el depósito Ujina a Rosario.
Cerro Colorado está llevando adelante también su proyecto de mejoramiento de eficiencia Strech Plan con una inversión de US$ 71 millones.
Por otra parte, el Ministerio de Minería continuará apoyando el desarrollo de pequeñas iniciativas de labores mineras a través del programa PAMMA, que tuvo, según comenta el seremi, un positivo impacto en su aplicación durante el año 2002.
"Importantes iniciativas de proyectos mineros pequeños y medianos han comenzado a concretarse en la provincia de Parinacota como es el caso de Choquelimpie, y esperamos que en un futuro cercano un nuevo proyecto cuprífero de mediana envergadura pueda fructificar en la provincia de Arica, en Pampa Camarones", agrega.
La minería no metálica en la región, principalmente de boratos y sales tiene una larga data en Tarapacá, basta recordar lo significativo que fue para el erario nacional la pasada industria del salitre. "Si se considera que el Salar Grande de Tarapacá cuenta con reservas probadas capaces de abastecer el consumo actual del mundo por 5.200 años más, las proyecciones en un escenario futuro de la industria minera no metálica parecen muy promisorias en la región", acota el seremi.
Olaff Olmos plantea que la historia minera común de la macroregión del norte, con las nuevas tecnologías de explotación y tratamiento de minerales, y los servicios asociados a la minería, debería potenciarse de cara a una economía globalizada, de modo de mejorar las condiciones de competitividad. "Ahí -dice- parece surgir la idea de asociatividad, la idea de mejorar las capacidades del recurso humano, la capacitación de este recurso humano, y la iniciativa del encadenamiento productivo o cluster minero, que ha ido dando sus primeros intentos en la Segunda Región".
El seremi afirma que se trata de un tema complejo, difícil por la suma y la individualidad de intereses que implica el encadenamiento de los distintos actores sectoriales. "Es un tema de gran interés y que estaremos apoyando en la medida que este apoyo sea requerido por quienes tengan interés en avanzar en un emprendimiento de esta naturaleza", indica Olmos.

Cerro Colorado
El segundo productor de cobre en la Primera Región es Cerro Colorado, propiedad de BHP Billiton. Se trata de una operación de lixiviación bacterial, extracción por solventes y electroobtención que comenzó a producir sus cátodos en 1994, con una capacidad de 40.000 tpa. Sucesivas expansiones le han permitido llegar a una capacidad de producción de 130.000 toneladas anuales. El año pasado la compañía produjo 128.250 toneladas de cátodos y el año 2001, 133.953 toneladas. Las reservas de Cerro Colorado, al 31 de diciembre de 2002, ascendían a 222 millones de toneladas con una ley media de 0,78% de cobre.
Este año la compañía obtuvo la certificación ambiental ISO 14.001 para sus operaciones, ubicadas 120 km al noreste del Puerto de Iquique.

Quebrada Blanca
Desde noviembre de 2000 el 76,5% de Quebrada Blanca pertenece a Aur Resources, al comprarle la participación que tenían Cominco y Teck. Al igual que Cerro Colorado, la faena fue puesta en operaciones en 1994, con una capacidad de producción de 75.000 tpa de cátodos de cobre.
Durante 2001, Quebrada Blanca produjo 74.577 toneladas y el año pasado, 73.827 toneladas. Para el presente ejercicio la compañía espera lograr un volumen de 77.000 toneladas ya que a comienzos de año puso en marcha su proyecto de lixiviación en botaderos, luego de una inversión de US$ 20 millones. Este proyecto producirá unas 10.000 toneladas anuales de cátodos.
Sus reservas al 31 de diciembre de 2002 ascendían a 145 millones de toneladas con una ley media de 0,83% de cobre.

No metálicos
El año pasado Punta de Lobos produjo 3.065.000 toneladas de sal. Exportó 3.270.000 ton y vendió 335.000 ton en el mercado local. Para este año ha proyectado una producción del orden de 5 millones de toneladas.
El año 2001 el holding Sociedad Punta de Lobos, que controlaba mayoritariamente la familia Antonijevic, fue adquirido por la Sociedad Minera Sal de América S.A. formada por Prospecta Minera -cuyo socio mayoritario es José Yuraszeck- y Citigroup Venture Capital Latin America. La compra del 95,2% de Sociedad Punta de Lobos S.A. (SPL S.A.), fue una operación de US$ 110 millones. En Sociedad Minera Sal de América, Prospecta participa en un 70% y CVC Latin America en un 30%. José Yuraszeck asumió la presidencia del directorio del Holding SPL.
Los nuevos propietarios llevaron a cabo una ampliación de la capacidad productiva desde 14.700 a 26.400 tpd y han proyectado una producción de 8 millones de ton anuales para antes de 2006, para lo cual tendrían que elevar nuevamente la capacidad a 32.000 tpd.
El Directorio de Sociedad Punta de Lobos aprobó el año pasado un plan de inversiones que puede alcanzar los US$ 25 millones y que contempla, entre otros, la construcción de una correa transportadora de 25 km de longitud que permitirá llevar la sal desde el Salar al Puerto de Patillos.
Los demás productores de minerales no metálicos de la Primera Región son:
• Bentonita: Sociedad Legal Minera Macarena
• Cloruro de Sodio: Cía. Minera Kainita, Comercial Sal del Pacífico, Renato Casas del Valle y Químicos, Minerales y Sales
• Diatomita: Celite Chile S.A.
• Ulexita: Química Industrial del Bórax Ltda.
• Yodo: SQM Químicos S.A., A.C.F. Minera Ltda., Cosayach Primera Región, D.S.M. Minera S.A.

Choquelimpie
Choquelimpie es un yacimiento de oro, plata y cobre ubicado 4.700 msnm, al interior de Arica, perteneciente a SCM Vilacollo, empresa propiedad de Copec S.A. y QDS.
Esta mina fue explotada anteriormente por las empresas Citiminera (City Bank); Billiton plc (filial entonces de The Royal/Ducht Shell) y la canadiense Northgate Exploration Limited, las cuales trataron los óxidos a través de una operación a rajo abierto y lixiviación en pilas. Esta faena, sin embargo, duró poco tiempo ya que debió paralizar por problemas operativos.
Hoy día Vilacollo está ejecutando un proyecto de US$ 15 millones consistente en la construcción de dos túneles de 120 y 400 metros, respectivamente, destinados a la explotación subterránea del mineral sulfurado. Las obras complementarán un túnel ya existente. El proyecto tiene como objetivo explotar reservas cercanas a 1,5 millones de toneladas con 14 gr/ton de oro equivalente para producir cerca de 120.000 onzas anuales de oro contenidas en concentrados, a un costo del orden de US$ 200 por onza.
La compañía tiene previsto iniciar en el segundo semestre de este año el montaje y construción de la planta concentradora, que entraría en operaciones a mediados del próximo año. En un comienzo la cantidad de material que alimentará la planta será de 500 tpd para llegar a 1.000 tpd en algunos meses.

Sagasca SX-EW
Sagasca SX-EW es el proyecto minero que lleva adelante la empresa nacional Haldeman Mining Company (HCM), en base a los activos que adquirió a Minera e Inmobiliaria Cascada S.A., durante la segunda mitad de 2002. El paquete de activos adquiridos incluyó además las instalaciones de lixiviación en pilas y la planta de extracción por solventes y electro obtención de la planta Lo Aguirre de Minera Pudahuel, la matriz de Inmobiliaria Cascada.
El proyecto, ubicado en la zona denominada Quebrada de Sagasca a 120 kilómetros al interior de Iquique, considera una operación para producir del orden de 19.000 toneladas anuales de cátodos de cobre con una inversión de US$ 24 millones. La compañía espera llamar a una licitación en junio próximo para adjudicar el contrato para la construcción de las obras civiles de las fundaciones de los edificios de electro obtención y de los decantadores de la planta de extracción por solventes. Asimismo, acaba de recibir las conclusiones del estudio de factibilidad con las cuales el directorio de la compañía autorizó el desarrollo de la ingeniería de detalle y el inicio de las cotizaciones de los equipos críticos, es decir, la subestación eléctrica y los rectificadores de corriente que operarán en la planta de electro obtención.
El proyecto inicial está basado en la explotación de reservas de 9 millones de toneladas de óxidos y una ley promedio de 1,57% de cobre total. Paralelamente, la futura operación procesará otros 24 millones de ripios con una ley de 0,48% de cobre, que fueron generados anteriormente por Cascada.
HMC opera en Sagasca, además, una planta de quema de azufre con copacidad para producir 120.000 toneladas anuales de ácido sulfúrico.

Proyecto Camarón
Según información de la Secretaría Regional de Minería de Tarapacá, durante el año 2002 se trabajó en la factibilidad de explotación de las pertenencias mineras de Enami en Pampa Camarones, a nivel de la Subsecretaría de Minería, Subsecretaría de Bienes Nacionales, Subsecretaría de Guerra, y la Vicepresidencia ejecutiva de Enami, y contrapartes en la Región de Tarapacá con el (Intendente, Secretarías de Minería, Bienes Nacionales y la Comandancia en Jefe de VI División de Ejercito). "Esta iniciativa está bastante bien encaminada por acuerdos de las partes y en los próximos meses se deberá ajustar y concordar los lineamientos técnicos de la fórmula de operación del proyecto Camarón, que inicialmente significará una inversión de cerca de US$ 5 millones en una explotación cuprífera", indica el seremi Olaff Olmos. Actualmente se dispone de un protocolo de Acuerdo para esta iniciativa, que de tener el éxito esperado significaría una importante fuente de trabajo y generación de empleo para la provincia de Arica.

 


PRODUCCION MINERA I REGION
(ton. métricas)
 
2002
2001
2000

Cobre
635.743
660.666
628.447
Bentonita
632
1.695
1.314
Cloruro de Sodio
3.502.613
5.989.416
5.082.911
Diatomita
30.274
22.705
13.384
Ulexita
407.968
292.319
311.549
Yodo
7.200
5.186
4.450
Fuente: Sernageomin.




PARTICIPACION AÑO 2002
(ton. métricas)
 
I Región
Total Nacional

Cobre
13,76%
4.619.787
Bentonita
100%
632
Cloruro de Sodio
100%
3.502.613
Diatomita
100%
30.274
Ulexita
94,59%
431.293
Yodo
61,81%
11.648
Fuente: Sernageomin.



INVERSION POR SECTOR PRODUCTIVO
Provincia de Iquique (noviembre 2002)
Sectores
Nº Proyectos
MMUS$
%

Minería
11
812,10
58,16
O. Públicas
108
248,64
17,81
Industrial
6
69,11
4,95
Agricultura
1
66,00
4,73
Turismo
6
58,25
4,17
Otros
8
58,23
4,17
Inmobiliarios
25
56,69
4,06
Puertos
3
27,20
1,95
Pesca
1
0,22
0,02
Energía
0
0,00
0,00
Telecomunicaciones
0
0,00
0,00
TOTAL
169
1.393,44
100,00
Fuente: Sistema de Identificación Proyectos de Inversión Región de Tarapacá.

 

PUESTA EN MARCHA PROGRAMADA PARA JUNIO DE 2004:
Collahuasi avanza en Proyecto de Transición

La más grande empresa minera de la Región de Tarapacá es sin duda Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi SCM, que en la actualidad está llevando adelante una inversión del orden de US$ 654 millones para ampliar la capacidad de tratamiento de su planta concentradora de 60.000 tpd a 110.000 tpd y realizar la transición de las operaciones mineras desde el depósito Ujina a Rosario. Todo ello permitirá a Collahuasi mantener su producción en niveles similares a los registrados durante sus primeros tres años de operación.
El año pasado la compañía produjo 434.000 toneladas de cobre fino (373.000 en concentrados y 61.000 en cátodos), un volumen mayor al presupuestado. El mineral de súlfuros beneficiado alcanzó el 115% de la capacidad de diseño de la planta concentradora, el mayor nivel registrado a la fecha, y la producción de cátodos representó un nuevo récord. La planta de óxidos en los últimos cuatro años ha operado un 20% por sobre la capacidad de diseño original, logro que se ha materializado virtualmente sin inversiones adicionales.
Según explica su presidente ejecutivo, Thomas Keller en la Memoria Anual 2002 de la compañía, desde el punto de vista de los resultados financieros y operacionales fue un buen año para Collahuasi, a pesar del deprimido nivel del precio del cobre y la menor ley del mineral. Las utilidades fueron de US$119,7 millones, lo que representa un incremento del 66% con respecto al año 2001. El aumento en las utilidades se explica por haber podido mantener una estructura de costos competitiva y menores gastos en intereses.
En cuanto a la optimización de las operaciones, Collahuasi continuó con su historial de mejoramiento continuo. Desde su puesta en marcha en 1999, el tonelaje beneficiado en la planta concentradora ha aumentado en 19%, la producción de cátodos en un 18% y los costos de producción se han mantenido en un nivel muy competitivo a pesar de una baja en la ley de mineral. El "cash cost" directo y el costo total de producción en 2002 fueron de 37 y 52 c/lb, respectivamente.
En 2002 la operación mostró avances en prácticamente todas las áreas. En la faena extractiva la disponibilidad de equipos de transporte aumentó en un 4%. También se lograron importantes mejoras en la operación de perforación y tronadura, optimizándose además el proceso integral de molienda de mineral.
La planta concentradora logró una utilización superior al 95% en 2002. Mejoramientos en las prácticas de mantención y operación, así como la incorporación de nuevos diseños de revestimientos en los molinos SAG y de bolas, dieron por resultado un tonelaje récord de mineral tratado. El impacto de estos cambios fue que la producción de cobre contenido en concentrado excedió la meta en casi un 2%.
La producción de cátodos alcanzó 60.633 toneladas, manteniendo los altos niveles de calidad de años anteriores. En marzo de 2002 Collahuasi registró sus cátodos en Comex y anteriormente lo había hecho en la Bolsa de Metales de Londres (LME).

Proyecto
En relación al proyecto de transición y ampliación de capacidad, durante 2002 se inició la construcción de obras de infraestructura para Rosario, entre las que se incluyen talleres de mantención, sistemas de distribución eléctrica y de agua, oficinas y caminos de acceso, todas las cuales han estado paulatinamente comenzando a operar. A fines de 2002 el proyecto mostraba un avance de 23%, lo cual se encuentra dentro de lo programado para su puesta en marcha en junio de 2004.
Un hito importante del proyecto fue la firma de acuerdos de financiamiento con Kreditanstal für Wiederaufbau de Alemania, Export Development Canadá y El Cobre Ltd. de Japón. Los préstamos, por US$ 270 millones, y la generación de caja interna de la Compañía financiarán el proyecto.

Desafíos 2003
Si bien en 2002 Collahuasi redujo el número de accidentes en sus faenas, incluyendo aquellos con tiempo perdido y sus índices de accidentabilidad se comparan favorablemente con el de otras operaciones mineras, la compañía no está satisfecha con los resultados en materia de seguridad, por lo cual el principal desafío para el 2003 es mejorar los resultados en esta área.
En el 2003 la ley de mineral en Ujina continuará disminuyendo y se espera una reducción en producción de 50.000 toneladas de cobre contenido en concentrado, lo que generará gran presión sobre los costos unitarios. "Si bien se espera una leve mejora en el precio del cobre en relación con el año 2002, debemos redoblar nuestros esfuerzos por aumentar la productividad y la eficiencia de la operación. Creemos que el compromiso asumido por nuestro personal con el mejoramiento continuo permitirá a Collahuasi enfrentar, una vez más, con éxito este desafío", sostiene Thomas Keller en su cuenta anual.
Otro desafío importante para el 2003 es, por cierto, seguir desarrollando el proyecto de transición Ujina-Rosario de acuerdo al programa y presupuesto establecido y con una interferencia mínima en la operación existente.
Las reservas totales (probadas y probables) de Collahuasi al 31 de diciembre de 2002 ascendían a 1.839 millones de toneladas con una ley media de 0,92% de cobre.